Las nuevas cerraduras más seguras

Cuando tenemos una vivienda, una de las preocupaciones con respecto a ellas es la posibilidad de ser víctimas de un robo. Por este motivo, la tecnología no deja de avanzar y ya podemos encontrar en el mercado nuevas cerraduras mas seguras que ofrecen la más alta eficacia.

¿Cuáles son las cerraduras más actuales?

Cada cierto tiempo, las cerraduras mas seguras van cambiando para incorporar los últimos avances y mejorar así la protección de las viviendas. Cada una de ellas cuenta con unas características y un mecanismo particulares. En función de nuestras necesidades o del grado de seguridad que necesitemos, elegiremos unas u otras.

Cerraduras de seguridad biométricas

Las cerraduras biométricas se caracterizan por el uso de la huella digital para la apertura de la puerta. Al pasarla por la cerradura, el sistema procederá con el reconocimiento de la misma y dentro de un tiempo de tres segundos, aquella se abrirá. Todo dependerá del fabricante, así como del modelo.

Además de la lectura digital de la huella, algunas cerraduras de seguridad de este tipo incluyen un teclado para establecer una contraseña. El número de huellas almacenables también puede variar. Suelen instalarse con mayor frecuencia en empresas y locales, ya que el nivel de seguridad que necesitan es más alto. Su instalación, sin embargo, es bastante sencilla.

Cerraduras con pistón metálico

Este tipo de cerraduras con pistón metálico han ido adquiriendo popularidad en los últimos años, aunque su nivel de protección antirrobos no es tan elevado como en las anteriores. Se instalan principalmente en puertas de madera, pero también son válidas para las de metal. El motivo reside en que pasan bastante desapercibidas y respetan así la estética de la puerta. Son muy sencillas de instalar.

 

Cerraduras electrónicas

Tanto las cerraduras digitales como las electrónicas están ganando muchos adeptos; probablemente porque nos encontramos en la era de la tecnología. Dentro de estas, la variedad de modelos y de características es muy amplia, así como los propios sistemas de apertura.

Además de ser seguras, su instalación es rápida y sencilla y son muy cómodas de usar. Es muy probable que de cara al futuro, estas sean las cerraduras de seguridad que con mayor frecuencia se instalarán.

Cerraduras electromagnéticas

Estas cerraduras de seguridad, como sucede con las digitales, son poco frecuentes en las viviendas. Las encontramos sobre todo en edificios o en zonas cuya entrada es limitada o requieren de un control de accesos. Por ello, las vemos en locales de negocios. Su funcionamiento incluye un electroimán que es el que permite la apertura de la puerta.

Cerraduras invisibles

Una de las últimas tendencias en cerraduras mas seguras son las llamadas invisibles. Puesto que se instalan en la parte interior de la puerta, los ladrones no pueden conocer su existencia. Así, tampoco podrán forzarla.

Para poder activarla se utiliza un mando a distancia que emite una señal que permite la apertura o el cierre. La seguridad se ve reforzada al contar con códigos encriptados que van cambiando cada cierto tiempo de manera automática.

Como vemos, las opciones en seguridad para cerraduras se van ampliando continuamente. Si necesitamos aumentar la protección de nuestra vivienda, podemos contactar con i-cerrajeros y obtener el asesoramiento que buscamos. ¡Protege hoy mismo tu hogar!

Sistemas de control de accesos

Los sistemas de control de accesos son aquellos que identifican usuarios con el fin de permitir o restringir una entrada. Se utilizan en el área profesional y son una forma muy eficaz de velar por la seguridad de determinadas áreas. Además, ofrecen una gran cantidad de beneficios.

Qué son los sistemas de control de accesos

Como veníamos diciendo, los sistemas de control de accesos son un mecanismo que nos dan la oportunidad de autenticar usuarios. Cuando estos intentan acceder a la zona en la que existe este dispositivo, podrán ser identificados por el mismo. De lo contrario, el acceso estará restringido y la puerta no se abrirá.

Los medios que utilizan los sistemas de control de accesos para la identificación son las contraseñas, las llaves, los llaveros o las huellas digitales, entre otros. Además de para las puertas, se utiliza el mismo mecanismo cuando accedemos a un ordenador o las cuentas de correo electrónico.

Los tipos de lectura son los que permiten la identificación, mientras que los dispositivos electrónicos son los que controlan el recurso que debe abrirse. Estos son las propias puertas, los torniquetes o las talanqueras, y el dispositivo un pestillo, un electroimán o una cantonera, por citar algunos.

A menudo se confunden con los sistemas de control de presencia, que son aquellos que registran los turnos y los horarios específicos de la plantilla de trabajadores.

Tipos de sistemas de control de accesos

Existen dos tipos de sistemas de control de accesos, los autónomos y los de red. Los primeros tienen la capacidad de controlar una o varias puertas, pero no están conectados a un ordenador o sistema central De este modo, no se guardan los registros, es decir, las entradas y salidas. La limitación principal de esta variante es que no logran limitar los accesos. Se trata únicamente de una barrera que requiere identificación.

En segundo lugar encontramos los sistemas de control de accesos de red. Estos van integrados a un dispositivo local o remoto que utiliza un software para registrar todas las operaciones. En función de la marca que se elija, estos sistemas pueden ser muy sencillos o extremadamente complejos.

Beneficios de los sistemas de control de accesos

Seguridad ante personas intrusas
Este tipo de sistemas nos permite establecer una barrera ante aquellas personas que no disponen de una identificación que esté autorizada. Además, es posible limitar por días, horas o por zonas. Por otra parte, en el caso de producirse alguna incidencia, nos permiten conocer quién estuvo en las instalaciones, así como el tiempo de permanencia.

Riesgos laborales

Cuando estos sistemas se utilizan en zonas que entrañan un cierto peligro, estamos logrando prevenir riesgos laborales. Así, será posible establecer que solo aquellas personas con unos conocimientos determinados sean las que tienen acceso a aquellas áreas.

Evacuaciones de emergencia

Esta ventaja la comparten con los sistemas de control de presencia, ya que ambos nos permiten conocer cuántas personas hay en el interior de un recinto. No obstante, debe tratarse del tipo de sistemas de control de accesos que guardan la información de los registros.

Control de aforo

Por último, además de las delimitaciones y las limitaciones, estos sistemas son útiles también para controlar el número de personas que acceden a un lugar. Pueden programarse para que, cuando se alcance el aforo establecido, el acceso se bloquee hasta que quede alguna plaza libre.

Los controles de accesos, seguridad para garajes comunitarios

La construcción de nuevos barrios, desde hace alguna década, está ligada a la promoción residencial de grandes urbanizaciones en las que el garaje y los trasteros son bienes imprescindibles. Al mismo tiempo, el incremento de número de vehículos por familia ha derivado a que cada vez sean más los que deciden alquilar plazas de garaje adicionales, y no siempre en su propia comunidad.

Esta circunstancia provoca que el paso a las comunidades no esté reservado únicamente a sus propietarios, generando falta de privacidad en las zonas comunes e inseguridad en algunos vecinos. Es normal encontrar que los inquilinos de plazas de garaje utilicen los ascensores, accedan a los portales y puedan moverse libremente, pero no tienen por qué ser así.

El control de accesos para garajes y trasteros de comunidades de vecinos es un sistema de seguridad que permite gestionar los permisos de acceso de vehículos y personas a través de un punto de paso. Este sistema permite controlar quién puede pasar, por dónde puede pasar y cuándo puede pasar, consiguiendo un mayor nivel de seguridad, ahorro y comodidad a la hora de manejar un menor número de llaves para cada acceso.

Este sistema de accesos de seguridad permite una gran flexibilidad e innumerables combinaciones de permisos de acceso, garantizando que sólo los vecinos tengan paso a la finca.

Gracias al código cifrado, las tarjetas y mandos de acceso no pueden ser copiados y son personales, además su uso queda registrado y basta con un simple software para limitar su uso. En una urbanización común, como las que solemos encontrar en los barrios nuevos, además de en la puerta de entrada a garajes o trasteros, estas tarjetas pueden ser usadas también para limitar el uso de los ascensores. En el caso de los arrendatarios, es normal que deban usar el portal comunitario como punto de entrada al garaje pero, ¿por qué a de usar un ascensor que sube a todas las plantas? Para eso, también está el control de accesos.

Los delincuentes estudian minuciosamente las circunstancias que les rodean antes de cometer un robo, y los sistemas de control acceso han demostrado reducir los robos en torno a un 85%.

Mantener un adecuado nivel de seguridad es realmente complejo cuando se quiere respetar la movilidad de los inquilinos dentro del edificio. Con los sistemas de control de accesos para garajes, se consigue facilitar la circulación de los vecinos y/o usuarios habituales parciales (personal de mantenimiento) dentro del edificio y en accesos por parking, accesos peatonales, de portales, a trasteros y zonas comunes, o por ascensor, piscinas, etc.

Como vemos, los sistemas de control de accesos son de gran utilidad y nos ofrecen muchas ventajas. Si necesitas instalar este mecanismo, contacta con i – cerrajeros Madrid y te enviaremos un presupuesto detallado.

6 tips de prevención de robos ¿Qué debo hacer?

Ser víctimas de un robo es algo que nadie puede prever. A veces no es necesario siquiera una ausencia prolongada como las vacaciones, sino que unos minutos pueden bastar. Lo que sí podemos hacer es tomar medidas para la prevención de robos, así que aquí te dejamos algunas buenas prácticas.

Cómo llevar a cabo la prevención de robos

Un ladrón no tiene por qué saber si dentro de nuestra casa hay objetos de valor o no. Aunque se recomienda siempre no dejar nada o utilizar cajas fuertes de seguridad en el caso de hacerlo, este tipo de visitas inesperadas pueden sorprendernos cuando menos lo esperemos.

Para prevenirlas, existen distintas medidas de seguridad que podemos llevar a cabo en nuestro hogar. Si bien no son infalibles, puede ayudarnos a persuadir a los ladrones. Vamos a ver a continuación cuáles son esos métodos para la prevención de robos.

Cierra siempre la puerta con llave

A menudo escuchamos frases como «solo voy a salir unos minutos». Sin embargo, como ya decíamos, unos minutos pueden ser suficiente para un ladrón que sabe lo que viene a buscar. Debemos tener en cuenta que la mayoría de los robos no son casuales, sino que previamente se ha dedicado un tiempo a observar a la víctima, en este caso, nosotros.

Por tanto, para la prevención de robos, en cualquier momento que vayamos a ausentarnos habrá que cerrar la puerta y todas aquellas ventanas que pueden ser una vía de acceso. Hay que puntualizar que es importante pasar la llave.

En lo que se refiere a estas, es recomendable también que existan dos puntos de cierre. Un ladrón es una persona experta en abrir puertas, por lo que cuanto más difícil le resulte el acceso, más probabilidades habrá de que desista.

En la actualidad existen diferentes tipos de cerraduras de seguridad que pueden ayudarnos con la prevención de robos. Cerraduras cilíndricas, multipunto, electrónicas, etc. Una amplia variedad que persigue ofrecer siempre la máxima seguridad en la vivienda.

Revisa el estado de las cerraduras

Continuando con el punto anterior, es conveniente hacer hincapié en las cerraduras dentro de la prevención de robos. Con el paso del tiempo y del uso, el estado de las mismas pueden irse deteriorando.

Además, puesto que siempre van apareciendo mejoras y nuevos sistemas de seguridad, se recomienda verificar su estado y actualizarlas por otras que ofrezcan mejores prestaciones. Un ladrón puede utilizar varias técnicas para forzar modelos de cerraduras tradicionales. Por este motivo, debemos adelantarnos e instalar todas las barreras que podamos.

 

Modifica tus rutinas

Aunque nos cueste creerlo, los ladrones dedican una parte de su tiempo a preparar un robo. Para ello, se dedicarán a observar a sus posibles víctimas. De este modo, podrán conocer a qué horas se ausentan de casa y el tiempo que permanecen fuera. Por ello, se recomienda introducir siempre pequeñas modificaciones de nuestros hábitos.Si no es posible cambiar la hora de entrada al trabajo, por ejemplo, podemos salir antes en algunas ocasiones. O también, intentar que alguien pueda estar en casa ocasionalmente. En lo que se refiere al resto de actividades, nos permiten jugar con mayor facilidad para la prevención de robos.Otra medida que podemos tomar es la de observar nosotros también. Si vemos coches o personas que no conocemos en los alrededores de nuestra casa durante varios días, es probable que nos estén controlando.

 

No compartas tus ausencias

De nada nos sirve llevar a cabo una prevención de robos si vamos compartiendo públicamente cuándo nos ausentaremos de casa. Si queremos informar a nuestro círculo de amigos de nuestras vacaciones, podemos hacerlo de manera personal o esperar a que hayamos vuelto.

Hoy en día hay una tendencia alta a compartir nuestra vida en las redes sociales. Estas herramientas son de gran ayuda para los ladrones, ya que sin ningún esfuerzo conocen cuándo una casa va a estar vacía. Por todo ello, se recomienda comentar los menos posible las ausencias prolongadas.

Haz que tu vivienda parezca siempre habitada

La prevención de robos no tiene que consistir siempre en grandes medidas de seguridad. A veces, algo tan sencillo como dejar ropa tendida sirve para hacer ver que hay presencia en la vivienda. Si los ladrones no han estudiado en gran medida nuestros hábitos, no sabrán si hay alguien o si estaremos a punto de llegar.

Otras medidas similares son las persianas parcialmente abiertas, alguna luz u otro aparato visible, una ventana de la planta alta siempre que sea inaccesible, etc. En cualquier caso, si vamos a irnos de viaje durante muchos días, es conveniente que alguien pase ocasionalmente por allí para verificar que todo está bien y modificar nuestras señales. Al fin y al cabo, una ropa tendida durante varios días también podría delatarnos.

Contacta con profesionales

Además de tener un seguro en el hogar, podemos contactar con profesionales expertos para que nos informen de las medidas que podemos poner en práctica para la prevención de robos. Las puertas blindadas u otros sistemas disuasorios nos ayudarán a mantener la tranquilidad en nuestra casa.

Copia de llaves, ¿hay llaves incopiables?

Hoy en día, cualquier llave puede duplicarse o copiarse, ya que no existe una única llave que no se pueda copiar o duplicar. A efectos técnicos, todas las llaves pueden ser copiadas.

A pesar de ello, existen sistemas de seguridad que dificultan la copia o el duplicado de llaves no autorizado, a través de barreras de protección. Este sistema impide que las llaves sean duplicadas en cualquier lugar, gracias a una tarjeta que se le entrega al usuario que compra la llave o el sistema.

Un detalle relevante que tratar es que en la tarjeta se encuentran los datos de contacto del cliente, ya que, en caso de copia o duplicado de la llave, el cerrajero envía un SMS para que el cliente apruebe la operación.

A parte de los datos, encontramos un código o clave con la que conseguir una copia de la llave. En este caso, solo se podrá duplicar la llave a través de la empresa comercializadora o a través de la empresa que entrega la tarjeta.

El objetivo de las llaves incopiables es impedir que un ladrón pueda conseguir una copia con facilidad y poder abrir la puerta de los domicilios o negocios sin ningún tipo de impedimento.

Hay que tener en cuenta que, al haber una gran variedad de llaves, copiarlas o duplicarlas varía dependiendo del modelo. Algunas marcas emplean métodos más seguros que otras haciendo que la copia de llaves sea un proceso más complejo.

A pesar de los avances en seguridad, el 80% de la población no sabría si su llave es de seguridad e incopiable o si es una llave común, ya que estas visualmente no son fáciles de reconocer. Este planteamiento deriva en que hay que desmentir el mito de que una llave plana y con hendiduras es una llave de seguridad.

Una llave es más segura cuando la caducidad de su patente perdura más en el tiempo y cuando su protocolo de auditoria de seguridad es más efectivo para la comercialización.

¿Cuál es la llave más segura?

El sistema EVVA 4KS posee una tecnología patentada de llave con regata curvada, cuyo cilindro está compuesto por pitones sin muelles.

Con estas características, este sistema se considera el más seguro en cuanto a ataques por habilidad, ya que es idóneo para que funcione en condiciones extremas.

Este tipo de cilindro no es convencional debido a sus 12 pitones deslizantes sin muelles, los cuales se mueven a través de las siete curvas de la llave. No hace falta emplear fuerza al insertar la llave, ya que se introduce con mucha suavidad.

Su bombillo protege de forma total el acceso con ganzúa o bumping gracias a la ausencia de muelles en su estructura.

Por otro lado, hay que tener en cuenta los elementos metálicos endurecidos con los que se fabrica el cuerpo. Su material principal es la alpaca que incorpora un recubrimiento antifricción, aguanta una alta resistencia y una gran durabilidad con el paso del tiempo ante cualquier condición.

El fresado tiene forma de curvas solapadas y la codificación adicional del perfil evita una posible copia o manipulación de la llave y el sistema EVVA 4KS.

¿Cuál es la llave más cara?

Las llaves más asequibles son las que se usan a diario, es decir, para entrar en la vivienda, en la oficina, etc. En comparación con las llaves de los coches, hay que destacar que hay una diferencia económica.

A mayor lujo sea el coche, mayor lujo conlleva fabricar la llave, llaves diseñas a medida y en muchas ocasiones, cubiertas de diamantes. Una marca que introdujo este tipo de llaves fue Mercedes-Benz.

La marca automovilística creó una llave a medida como una auténtica pieza de joyería, personalizada y recubierta con piedras preciosas.

Una llave que actualmente sigue costando más que la mayoría de los coches. Su precio supera los 40.000 euros, cuyo público objetivo tiene un alto nivel económico como los grandes millonarios de Oriente Próximo y Rusia, grandes negocios, petrodólares y yacimientos de gas.

Fabricada con una cubierta maciza de oro, incrustaciones de hasta 300 diamantes y otras gemas y piedras preciosa gracias a Select Jewels. Con la posibilidad de crear un diseño propio como la bandera del país del cliente, los colores del equipo de fútbol favorito, etc.

¿Qué son las Llaves de Oro u Honoríficas?

Las llaves honorificas o llaves de una ciudad fueron inventadas en el siglo VII a.C. por Teodoro de Samos..

El origen de este tipo de llave es simbolizar la conquista de una ciudad, es decir, es un símbolo de conquista. Si una ciudad se rendía en medio de una guerra o batalla, a los invasores se les entregaban las llaves de la puerta de la muralla que protegían la ciudad.

Actualmente, las llaves de la ciudad o llaves honoríficas se entregan a ilustres invitados como muestra de respeto hacia el visitante. La primera vez que una persona recibió esta condecoración fue en la ciudad de Londres en el año 1237.

En Madrid, esta distinción recibe el nombre de “Llaves de Oro”, mientras que, en la ciudad de Barcelona, la llave honorífica de la ciudad se llama “Clau de Barcelona”.

¿Conoces la llave más grande del mundo?

Cerca de la ciudad de Belém, artesanos de origen palestino fabricaron la llave más grande y pesada del mundo, en 2008. Su objetivo era representar el derecho a volver a sus casas en Palestina.

Dicha llave tenía una dimensión de 10 metros de largo y pesaba cerca de 2 tonelada. El material empleado en la fabricación fue el hierro.

Finalmente, la llave se colocó encima de la entrada del campamento de refugiados Aida, en Belém.

Las llaves, un mundo por descubrir

¿Qué es una llave?

El concepto de llave es muy amplio pero la definición relevante para este artículo es la siguiente:

1.

  • Español:

Instrumento, comúnmente metálico, que, introducido en una cerradura, permite activar el mecanismo que la abre y la cierra.

  • Inglés

An instrument, commonly metallic, which, when inserted into a lock, enables the mechanism that opens and closes it to be activated.

  • Francés

Un instrument, généralement métallique, qui, lorsqu’elle est insérée dans l’écluse, permet le mécanisme qui ouvre et ferme, elle doit être activée.

  • Italiano

Uno strumento, comunemente metallico, che, quando inserito in un blocco, attiva il meccanismo che apre e chiude per essere attivato.

  • Chino

一种仪器, 通常是金属的, 当插入, 使打开和关闭它的机制能够被激活

  • Rumano

I orchestreze, de obicei metal-lucrător, care, introdus in o blocare, permite pentru a activa mecanismul care se deschide ea și se închide-l.

Otros significados de llaves según la RAE

  1. f. Herramienta que sirve para apretar o aflojar tuercas.
  2. f. Llave de paso.
  3. f. En las armas de fuego portátiles antiguas, mecanismo que provocaba el disparo.
  4. f. Instrumento de metal que consiste en un cilindro pequeño con taladro, generalmente de sección cuadrangular en su parte interior, y que sirve para dar cuerda a los relojes.
  5. f. Mecanismo, generalmente de metal, colocado en algunos instrumentos musicales de viento, y que, movido por los dedos, abre o cierra el paso del aire, produciendo diferentes sonidos.
  6. f. Cuña que asegura la unión de dos piezas de madera o de hierro, encajada entre ellas.
  7. f. Instrumento usado por los dentistas para arrancar las muelas.
  8. f. Signo ortográfico auxiliar en forma de ballesta { }, que se emplea, normalmente como signo simple en la realización de esquemas y cuadros sinópticos para agrupar los elementos que se encuentran a un mismo nivel, y como signo doble, para encerrar alternativas; p. ej., Prometió {venir / que vendría}.
  9. f. En ciertas clases de lucha, lance que consiste en hacer presa en el cuerpo del adversario, o en alguna parte de él, para inmovilizarlo o derribarlo.
  10. f. Asignatura cuya aprobación previa se requiere para poder examinarse de otras.
  11. f. Principio o medio que facilita el conocimiento de algo.
  12. f. Cosa que sirve de resguardo o defensa a otra u otras. Esta plaza es llave del reino.
  13. f. Resorte o medio para quitar los estorbos o dificultades que se oponen a la consecución de un fin.
  14. f. Ingen. Porción de roca o mineral que se deja cortada en forma de arco para que sirva de fortificación en las minas.
  15. f. Mús. clave (‖ signo del pentagrama).

Origen y recorrido de la llave

El término llave proviene del latín clavis. Se define como un utensilio, herramienta o instrumento que permite accionar un engranaje o dispositivo, para abrir o cerrar una cerradura.

La misión de la llave es custodiar el acceso a un lugar restringido o bloqueado; o a un objeto determinado a personas no autorizadas. Esto se debe a que los seres humanos tenemos el instinto de guardar y proteger aquello a lo que más estima tenemos.

La llave es considerada como un símbolo de poder, no apto para cualquiera, por ejemplo, la llave del cielo de San Pedro o la llave de las ciudades entre otras. Actualmente, la llave transmite sobre todo seguridad, saber que lo que más nos importa está bien protegido.

Su creación se atribuye a Teodoro de Samos en el siglo VII a.C. Este arquitecto, escultor e inventor nació en la isla de Samos de la Antigua Grecia. También, se le asigna la invención del candado y por ello, era necesario inventar la llave para hacer funcionar el mecanismo y conseguir abrirlo y cerrarlo.

A pesar de ello, el origen de la llave se remonta al antiguo Egipto. Estaban fabricadas de madera y eran de grandes dimensiones, llegaban a tener un tamaño de 1,2 metros. Estas se usaban para salvaguardar los hogares de personas de alta clase social.

No fue hasta siglos después, en la época de los grandes Imperios Griego y Romano, cuando ganaron popularidad, ya que estos perfeccionaron su uso y diseño.

Las llaves pasaron de ser de madera a metal. Su tallado debía ser muy preciso y minucioso para que los bombines de la puerta pudieran hacer su función. Cualquiera podía poseer una para cerrar su casa o caja protegiendo sus valiosas pertenencias, como joyas o cualquier tipo de mueble.

Las “cerraduras romanas” funcionaban mediante el deslizamiento de la llave, donde un pestillo se desbloqueaba cuando salía del muelle, liberando la llave que pasaba por la cerradura y levantaba el muelle accionando el pestillo.

Al ver como las personas custodiaban sus bienes más preciados, aparecieron los ladrones que superaron todos los cambios e innovaciones en seguridad que se hicieron.

Durante la Edad Media, los cerrojos y llaves se creaban gracias a maestros artesanos, quienes introducían pequeños detalles con relieve o perforaciones.

En el siglo XX, las llaves se fabricaban con diferentes materiales, normalmente metálicas de acero o de aluminio y su principal uso recaía en abrir cerraduras. Estas se centraban en la complejidad y en introducir mecanismos más innovadores y de mejor calidad.

En la actualidad, la llave se utiliza con el mismo fin que lo hacían las primeras civilizaciones. Las cerraduras y las llaves han evolucionado y se han creado diferentes estructuras y modelos que cumplen diversas funciones para lograr una mayor seguridad.

De la mano de la Era Digital y gracias a los avances en la tecnología, podemos hablar de la llegada de las cerraduras inteligentes.

Estas cerraduras se componen de gadgets o aparatos electrónicos con la intención de aportar un plus de seguridad y una amplia facilidad de apertura y cierre de cerraduras. Este tipo de sistemas piensan en la comodidad, y el confort, además de la seguridad y pueden estar compuestas o no por llaves, lectores de huellas digitales, comandos de voz, PIN, etc.

Existe una gran variedad de cerraduras inteligentes como las tarjeras de proximidad. Este sistema de apertura es uno de los más conocidos que ya se deja ver en hoteles, empresas u oficinas. Es uno de los sistemas más actuales, rápidos, sencillos y cómodos.

Esta evolución hace posible que tanto negocios como hogares estén invirtiendo en innovación y de esta forma se continúe con el desarrollo del sector haciendo posible una mejor estética y manejo. La clave es saber encontrar qué cerradura es la que mejor se ajusta a nosotros.

Debido a estos avances tecnológicos, las empresas tienen que invertir en su negocio, tanto a nivel offline como online. Por ello, buscar una buena agencia de marketing para determinar una estrategia digital es fundamental y así, los clientes y usuarios de empresas como Cerrajero Madrid 24 horas las novedades y servicios que ofrecen.

Tipos de llaves

Llave SERRETA o DE SIERRA

Materiales: por lo general, es una llave metálica fabricada con materiales como acero, latón, zinc o aluminio.

Formas: tiene un borde dentado como si se tratara de una sierra, el cual sirve para accionar el bombín de la cerradura y poder abrir la puerta.

Cada llave tiene un dentado diferente dependiendo de la cerradura, por ello, sólo se puede abrir la puerta con una llave específica.

La llave serreta o de sierra tiene diferentes largos, una característica común con las llaves de seguridad.

Usos: es la llave más usada en la actualidad. Se considera una llave común y se puede encontrar en diversos tipos de puerta, por ejemplo, en las puertas de acceso a una comunidad de vecinos.

Seguridad: por lo general, con este tipo de llave se puede llevar a cabo el método bumping. A parte, puede ser ganzuada debido a la variedad de métodos de ganzuados sencillos.

 

Llaves REGATA

Materiales: el cuerpo se compone por metales como acero o aluminio y su empuñadura con plástico o cuero.

Forma: la llave regata tiene una forma plana. En ambos lados, se hayan hendiduras en forma de regata, es decir, hay surcos a ambos lados.

Usos: es la llave más utilizada en los vehículos.

Seguridad: al ser un bombillo que tiene pitones, la llave regata se puede someter al método bumping, aunque no es la llave más vulnerable. En cuanto a seguridad, esta llave puede ser ganzuada, aunque con mayor dificultad.

Llaves de PALETÓN

Materiales: se fabrica con diferentes elementos metálicos.

Forma: tiene una estructura de espiga cilíndrica la cual brota del centro de la llave y termina en una parte plana con dientes tallados en un solo lado.

Con este tipo de llave, el bombín queda oculto, no se puede ver desde fuera y sólo queda a la vista el orificio para introducir la llave.

Usos: la llave de paletón conocida como llave borjas o gorjas, debido a que abre cerraduras borjas o gorjas.

Se usa para cerraduras de armarios blindados, cajas fuertes o incluso puertas acorazadas.

Seguridad: esta llave no se abre bajo la técnica de bumping sino con el uso de una “magic key”, donde las hendiduras son movibles y se queda impresa la codificación de la llave, por lo que es posible abrir la puerta sin ningún daño. Pero la llave de paletón puede ser ganzuada.

Modelos y tipos:

  • Llave POMPA: posee las mismas características que la llave de paletón, la diferencia recae en que la llave pompa tiene una parte plana con dientes tallados a ambos lados. Se utiliza para las mismas cerraduras que las llaves de paletón y están consideradas llaves de alta precisión.

Llave de SEGURIDAD

Materiales: la llave de seguridad se fabrica con materiales variados como acero, latón, zinc o aluminio, todos ellos con gran resistencia.

Forma: tiene una forma plana con una cuchilla denominada área de corte que se asemeja a unos puntos u hoyuelos.

La cerradura es similar a la que se emplea en la llave de serreta. La diferencia es que el tapón se activa al girar la llave y los puntos se colocan adecuadamente en la serie de pilas de pasadores de clavijas en la línea de corte.

Usos: la llave de seguridad se emplea fundamentalmente en puertas blindadas, aunque se puede utilizar para una amplia variedad de cerraduras de seguridad.

Seguridad: desde un punto de vista técnico, la llave incopiable no existe, aunque en este caso este tipo de llave posee un sistema de protección. Solo a través de un procedimiento profesional y especializado para cada cliente se puede conseguir una copia de esta.

La copia se efectúa manualmente y siempre, a través de una identificación para que ninguna persona extraña puede realizar un duplicado de la llave.

Gracias a su diseño tridimensional, este tipo de llave garantiza una protección total.

Llave TUBULAR

Materiales: se fabrica con materiales metálicos como acero, latón, zinc o aluminio.

Forma: se compone de una llave con un eje en forma de cilindro que se usa para abrir cerraduras tubulares.

Usos: la llave tubular también es conocida como llave barril o llave de seguridad, ya que se emplea en cajas fuertes o buzones, además de cierres metálicos, pitones y cepos.

Seguridad: en este caso, la cerradura de llave tubular se resiste al método bumping, aunque es más sencillo ganzuarla. En cuanto a seguridad, hay que destacar que este tipo de llave es la más fácil de copiar.

 

Llaves de CRUZ

Materiales: la llave de cruz se fabrica con diferentes materiales como el acero, latón, zinc o aluminio.

Forma: tiene una espiga cilíndrica más larga de lo común. Además, puede tener una cantidad concreta de dientes y una estructura en forma de cruz.

Usos: también es conocida como cruciforme o de lápiz.

Este tipo de llave se utiliza para un modelo concreto de cerradura, insertada habitualmente en el ámbito industrial donde se necesita un alto nivel de seguridad.

Seguridad: en la llave de cruz es más difícil realizar el método bumping, aunque si se puede ganzuar.

Llaves MAGNÉTICA

Materiales: se compone principalmente por plástico y por una cinta magnética donde se escribe un código.

Además, utiliza uno o varios imanes que están orientados para que coincidan con el polo norte y sur, los cuales equivalen a una combinación que permiten empujar o tirar de los ganchos internos de la cerradura para abrirla.

Para activar la cerradura, los imanes tienen que estar ordenados según los imanes de la cerradura.

Forma: este tipo de llave tiene forma de llave convencional. En su parte posterior, aparecen pequeñas hendiduras en forma de círculo donde van incluidos los imanes.

Usos: la llave magnética se utiliza principalmente para la apertura automática de garajes y también, para abrir escudos protectores de alta seguridad.

Seguridad: no es incopiable, aunque es difícil replicarla por cerrajeros convencionales. Este modelo lleva un sistema antibumping y antiganzúa, por lo que tiene un alto nivel de seguridad.

Modelos y tipos:

  • MCS: se utiliza para dar respuesta a las máximas exigencias de seguridad, ya que presenta la más alta protección. Posee un sistema de código magnético similar al de la llave magnética tradicional.

 

 

CUADRO COMPORATIVO DE LLAVES

Otros tipos de llaves

La Magic Key

Materiales: se compone de diferentes tipos de materiales tanto plásticos como metálicos.

Forma:  No hay un modelo estándar. La Magic Key posee un mango donde se debe aplicar pequeños movimientos para que funcione. En uno de los extremos del mango nace una pieza alargada en forma cilíndrica cuya parte final simula unos “peines”. A estos peines, se les aplica una tensión adecuada, que unido a precisos movimientos cumplen su función de apertura de cerraduras gorjas.

Usos: También es llamada llave búlgara. Esta llave es una herramienta tipo ganzúa con un sencillo diseño, cuya función se limita a abrir un modelo concreto de cerradura, son las cerraduras tipo borja o gorja.

Esta llave está pensada para cerrajeros profesionales. Pero en la actualidad, se emplean cerraduras gorjas anti magic key con un sistema de bloqueo para evitar aperturas.

Servicios: la llave es antibumping o incopiable, ya que se utiliza para abrir cerraduras borjas o gorjas, sin necesidad de tener la llave.

Llave INGLESA

La llave inglesa es una herramienta manual que se utiliza para ajustar o aflojar tuercas o tornillos. Es una de las herramientas más simples y más utilizadas.

Está compuesta por una mordaza fijada al cuerpo y una mordaza móvil provista por una cremallera dentada, la cual posee una tuerca giratoria que sirve para adaptarse a distintas medidas, característica que la distingue de otras herramientas como los alicates.

Existen diferentes tipos de llave inglesa dependiendo de su tamaño y uso. Además de ajustar tornillos o tuercas, la llave inglesa se usa en cerrajería, herrería, fontanería o mecánica.

Llaves CLÁSICA

Este modelo de llave está en desuso, aunque podemos encontrarlas en cerraduras con varios años de antigüedad o en cerraduras de grandes armarios o cajones.

Consiste en una pieza con forma cilíndrica compuesto por una o dos paletas a final. Cada paleta posee un código, el cual acciona la cerradura.

La mayoría de estas llaves estaban fabricadas con bronce, aunque se encuentran llaves fabricadas con otros tipos de materiales.

Llave bumping

La llave bumping es una llave modificada que utilizan los cerrajeros profesionales para abrir cerraduras y así, poder resolver posibles problemas a la hora de abrir una puerta sin tener acceso a la llave original.

Se utiliza insertando la llave bumping en la cerradura afectada y con ayuda de un utensilio, por ejemplo, un martillo, es golpeada levemente hasta que es abierta sin necesidad de forzarla.

Esta llave tiene una forma plana en la cual un sistema de puntos evita que a su forma o estructura.  No es necesario el perfecto encaje de la llave en la cerradura para realizar un trabajo eficiente por parte de los cerrajeros.

El gran inconveniente de esta técnica es su empleo con finalidades delictivas. Por ello, actualmente es necesario disponer de cerraduras antibumping con llaves antibumping y poder garantizar la seguridad de tu domicilio, negocio, etc.

Llave INTELIGENTE

Gracias a las novedades en tecnología y las necesidades de seguridad, hoy en día podemos disponer de una cerradura inteligente. Estas se han creado como gadgets cuyo objetivo es proporcionar una mayor seguridad y una fácil apertura.

Este tipo de cerraduras pueden llevar o no llave, ya que se puede acceder a través de PIN, comandos de voz e incluso un lector de huella.

Destaca el sistema de tarjeta por proximidad, el cual nos proporciona una amplia información de las personas que acceden. Con ello, la tarjeta de seguridad permite tener una mayor seguridad y control de acceso.

Llaves Ganzúa

Una ganzúa según la RAE es un “alambre fuerte y doblado por un punto, a modo de garfio, con que, a falta de llave, pueden correrse los pestillos de las cerraduras”.

Para abrir cerraduras, esta técnica requiere que los pistones de la cerradura estén coordinados con la línea de corte, de forma que el cilindro gire de forma eficaz.

Existen diferentes tipos de ganzúas destinadas a diferentes cerraduras, como por ejemplo la ganzúa de tensión de wrench, las ganzúas de gancho o las de tipo serpiente.

Actualmente, esta técnica es utilizada por ladrones, por ello, es recomendable instalar una cerradura que evite esta técnica de asalto.

Materiales y partes de una llave

Materiales

Existen diferentes materiales con los que fabricar las llaves.

La gran mayoría están fabricadas de latón, material que también se utiliza en la industria de la relojería. Es un material resistente y duradero por ello, las cerraduras también se fabrican con este mismo material. Esto es una característica común con la alpaca, material que se emplea en la fabricación de llaves y en la producción de joyas o bisutería.

El acero es un material confiable, resistente y liso para operaciones de corte de llaves. Sin embargo, no es el material idóneo para su fabricación ya que es demasiado duro y puede causar un prematuro desgaste del cilindro de la cerradura. Su ventaja es que, al ser muy resistente, tiene una gran capacidad para absorber la energía.

Por otra parte, el aluminio es más suave que el latón y por ello, menos duradero si sometemos la llave a un uso constante. Se utiliza para un uso moderado, es decir, cuando al accionar la cerradura solo es necesario dar una vuelta al cilindro.

El cobre es un material obsoleto en la fabricación de llaves. Esto se debe a que después de un tiempo de uso, estas tienden a deformarse. Por el contrario, el bronce es un material que tiene gran resistencia a los choques y a los líquidos, con características comunes al acero.

Por último, el zinc es un metal que se encuentra presente de forma natural en rocas o incluso, en el agua o el aire. Es muy versátil y por ello, es un material idóneo para fabricar llaves. Además, puede reciclarse sin perder sus propiedades y se utiliza para fabricar el latón.

 

Partes

Página Web desarollada por PZT